La baja ingesta de alimentos que contienen grasas saturadas y colesterol, y alto consumo de verduras, frutas, granos enteros, vegetales verdes, frutos secos y semillas, y productos de soya que son ricos en fibra y antioxidantes son componentes de una dieta vegetariana que contribuyen a la reducción de las enfermedades crónicas.
Cada vez son más personas alrededor del mundo las que se animan a dar el paso ante este sano y respetuoso régimen, si es tu caso, en el restaurante del hotel contamos con una amplia variedad de éstos platillos, que conquistarán tu paladar.